La plañidera del procés

0

Originally published at politica.elpais.com

“Ya va siendo hora de que una mujer esté al mando; una mujer que no se rinde, con una determinación y un convencimiento inigualables; sensata y audaz al mismo tiempo, tozuda y obstinada, pero también dialogante y pactista. Todos a su lado. No la dejemos nunca sola. República tiene nombre de mujer”.

He aquí la cursi, hagiográfica y ardorosa plegaria que Junqueras redactó en su celda monacal de Estremera. Religioso, místico como es Oriol, se diría que Marta Rovira se le hizo verbo por intermediación divina. Y la coronó de flores para ungirla como candidata de ERC a la presidencia de la Generalitat en los comicios del 21 de diciembre. Es la gran favorita al cargo. La revelación femenina de un partido muy masculino, muy rural, bastante carlista. Y la plañidera del procés, pues ha derramado las lágrimas Rovira en público y en privado cada vez que ha sido necesario resistir a las tentaciones de la capitulación. El pasaje más elocuente se produjo aquella traumática mañana de octubre en la que Carles Puigdemont, aconsejado por el lehendakari Urkullu, había decidido convocar las elecciones y neutralizar la Declaración Unilateral de Independencia. Le detuvo el llanto de Marta Rovira. Y conmovieron los lagrimones a los aliados del PDeCAT, varios de los cuales amenazaron con dimitir de sus asientos y someter al president al oprobio del traidor. Lo había escrito Gabriel Rufián con su inefable ingenio tuitero: “155 monedas de plata eran el precio de Judas”.

Rubén Amón

Continue reading at politica.elpais.com

 

Share.

About Author

Comments are closed.