Que nada cambie, para que todo pueda cambiar realmente

0

Originally published at elpais.com

Giuseppe Tomasi, duque de Palma y príncipe de Lampedusa, es uno de esos extraños genios a los que ha bastado publicar una sola obra para pasar a la historia: El Gatopardo. En realidad, le bastó una frase: “Si queremos que todo siga como está, es necesario que todo cambie”. En esa frase se condensa la vocación del conservadurismo inteligente por encauzar cambios inevitables de modo que no arrastren consigo estructuras de poder que aspiran a la permanencia. Un cambio lampedusiano es aquél que anticipa el curso de los acontecimientos, y desactiva su potencial subversivo. Frente a la torpeza y la soberbia de los conservadores apolillados, aferrados a un mundo que se desvanece, los astutos lampedusianos están dispuestos a travestirse para que todo siga igual.

Pau Marí-Klose

Continue reading at elpais.com

 

Share.

About Author

Comments are closed.