Tiempo para rectificar

0

Originally published at elpais.com

Quienes pensaban que las elecciones del 21-D iban a brindar la oportunidad de salir del bucle en el que se ha metido la política catalana comienzan a desesperarse. Como el hámster que no deja de dar vueltas a la rueda, parece que no hay manera de salir de la dinámica de argucias e interpretaciones forzadas de la ley por un lado, y del inmovilismo y la judicialización extrema de la política por el otro.

A pocos días de que se constituya el nuevo Parlamento catalán, aparentemente estamos donde lo dejamos antes de las elecciones. Pero no es así. El bloque soberanista ha demostrado que mantiene intactos sus apoyos electorales y dispone de una mayoría parlamentaria suficiente para formar gobierno, pero por segunda vez ha confirmado que le falta fuerza para imponer ni siquiera una negociación a la otra parte. Los constitucionalistas, por su parte, ya saben dónde está de momento su límite: en una contienda electoral con la máxima participación, han quedado lejos de la mayoría necesaria para poder gobernar en Cataluña suponiendo que las diferencias ideológicas les permitieran hacerlo.

Milagros Pérez Oliva

Continue reading at elpais.com

 

Share.

About Author

Leave A Reply